Artículos Anteriores

Si quieres 

anunciar tu

marca 

¡VINCÚLATE CON TU HIJO CON AMOR!

Como papá puede preocuparte las emociones de tu hijo y querer que sea una personita feliz, segura de sí misma y con una personalidad increíble. Cuando te conviertes en padre no garantiza que la relación con él sea estable, fuerte y de calidad, los problemas son más frecuentes de lo que nos imaginamos y este vínculo ayuda al bebé a mantener una autoestima elevada.


¿Quieres saber cómo?


En el embarazo:


o Acompaña a tu pareja a las citas médicas e infórmate de lo que pasa con su cuerpo y el de tu bebé.


o Ir al cuso de parto les será de mucha unidad para cuando llegue el momento del nacimiento de tu bebé. Si no pueden asistir, busquen una rutina para embarazadas que le ayuden para ese momento tan especial.


o Participa en la elección de ropa, accesorios, recamará incluso del nombre de tu bebe, dialogándolo y llegando a acuerdos con tu pareja.


o Asiste al nacimiento, el asistir al momento de la llegada de tu bebé fortalece el vínculo afectivo, pide permiso al ginecólogo de estar presente.


En casa:


Cuando nace el bebé ya no solo es imaginario, lo puedes tocar, ver, sentir y es la perfecta

ocasión para comenzar un vínculo afectivo.


o Pide la licencia de paternidad y si puedes pide días de vacaciones extra, y nunca dejes sola a tu pareja por un par de semanas, tuvo un desgaste físico y cognitivo y su cuerpo comienza a adaptarse a su nueva vida. Ayuda en las labores del hogar para que tu pareja se dedique al bebé.


o Deja descansar a mamá y cuando esto suceda toma al bebé y puedes alimentarlo, cantarle, darle mimos y abrazarlo. Puedes practicar el método papá- canguro, consiste en sentar en tu torso al bebé en contacto piel con piel, arropados y haciéndole mimos.


o Cero peleas, tu pareja como ya lo mencione tuvo un desgaste físico y cognitivo, se empático y ayúdala a pasar por este proceso que acaba de suceder para su pronta recuperación.


Foto: Vlog Hey Naye

Si tu hijo ya es más grande:


o Contacto físico, bésalo y abrázalo… a veces olvidamos que una buena relación se da con este tipo de mimos, siempre y cuando no sean planificados y surjan espontáneamente.


o No lo interrogues, una técnica muy común es llenarlo de preguntas cuando llega del colegio, fiesta infantil o casa de un familiar, las cuales los niños contestan de manera monótona, no es eficaz para un dialogo fluido. Opta por una técnica más dinámica podrías hacerle preguntas como “¿Qué parte de tu día fue tu favorita?, ¿Cuál parte fue triste?, ¿Qué aprendiste el día de hoy?...”.


o Tiempo de calidad, a veces llegas cansado del trabajo o tuviste un día muy agotador pero sentarte 10 minutos con tu hijo a jugar fortalecerá el vínculo y es indispensable.


o Interésate por su mundo e infórmate por sus gustos, ejemplo si a tu hija le gusta la acrobacia indaga sobre el tema y de qué manera le sería beneficioso. Así será más fácil comprender su mundo y empatizar con tu hijo.


o Cero tecnología, los Smartphones, tablets, televisiones son útiles en muchos sentidos pero cuando se trata de un tiempo de calidad son distractores. Es por eso que estos objetos permanezcan lejos en el momento de conversar y compartir con tu hijo.


Así que ya sabes, busca tiempo para crear este lazo con tu bebé o hijo y convierte en una persona en la que pueda confiar y si te preguntas que funcionara un día tu hijo te lo dirá con un “te quiero papá”.


Foto: Vlog Hey Naye

Por: Nayeli Pinedo

https://www.youtube.com/heynaye


0 vistas

Si quieres 

anunciar tu

marca 

© 2018 by MM&E Group/ Cencalli Magazine