Artículos Anteriores

Si quieres 

anunciar tu

marca 

¿QUÉ LE PASA A TU CUERPO DESPUÉS DE UNA NOCHE DE COPAS?

La otra noche te reuniste con algunos amigos que no veías hace tiempo, te ganó la emoción y al parecer tomaste algunas cuantas copas de más, a la mañana siguiente no tolerabas el dolor de cabeza y la deshidratación era masiva que el agua no era suficiente para calmar tu sed, ¿qué es lo que específicamente provoca todo esto?


Bueno caballeros, existe una enzima llamada alcohol deshidrogenasa (ADH) responsable de

metabolizar todas las cervecitas y tequilitas que te tomas, el hígado es el órgano principal en dónde se lleva a cabo este proceso, sin embargo una mínima parte puede ser metabolizada en riñón y pulmón. En todo éste proceso se forma un compuesto llamado acetaldehído, este y otros metabolitos no solo son responsables de la famosa cruda o resaca, recientes estudios han clasificado al acetaldehído como un potente carcinógeno.



Este compuesto también está presente en el humo de tabaco, ¿has escuchado hablar de la famosa ´´cruda de cigarro´´?, pues tiene sentido y podría ser éste mismo compuesto el responsable.


El daño al organismo por beber alcohol ya es bastante claro, ahora juntamos el hábito de fumar, una mala alimentación y el sedentarismo, obtenemos como resultado una catástrofe en tu salud.


Los hepatocitos o células del hígado pueden regenerase por sí solas, pero si el hábito de consumir alcohol es constante, es más probable que se destruyan esas células continuamente sin la oportunidad de que puedan regenerarse.


La OMS señala que hay aproximadamente 10 gramos de etanol por trago de bebida destilada, leíste bien, por trago, y diversos estudios afirman que en un consumo mayor a 30 g/día incrementa 11 veces el riesgo de cirrosis. Vaya que no necesitas tomar suficientes tragos para provocar efectos negativos a tu salud.


Además en términos de genética, si tú eres un hombre con el hábito de beber alcohol, la enzima alcohol deshidrogenasa será sobre-expresada por tu organismo, lista para ser puesta en los genes de tus futuras generaciones, por tal razón, la enfermedad del alcoholismo es hereditaria.


Nunca es tarde para cambiar tus hábitos y romper con los patrones que probablemente te

heredaron tus pasadas generaciones.


Por: Pahola Oloarte

Una Mamá Nutriologa


#Cruda #Salud #Bienestar #Hombres #hangover #CencalliMagazine

Si quieres 

anunciar tu

marca 

© 2018 by MM&E Group/ Cencalli Magazine