Artículos Anteriores

Si quieres 

anunciar tu

marca 

PREPARA LECHADAS VEGETALES EN CASA… AJONJOLÍ Y SEMILLA DE GIRASOL


Foto: Una Mamá Nutrióloga | Canal Youtube

Las lechadas vegetales representan una opción completamente saludable para las personas que no consumen leche de vaca por ciertas razones, como la intolerancia a la lactosa, alergia a la proteína de la leche de vaca o simplemente porque han implementado un estilo de vida vegano.


Las lechadas vegetales hechas a base de frutos secos son ricas en ácidos grasos esenciales,

proteína y algunas son muy ricas en calcio, como en el caso de la lechada de almendras y la de ajonjolí o sésamo, a decir verdad, la lechada de sésamo posee más calcio que la leche de vaca.


En general el procedimiento es igual para preparar las lechadas de frutos secos como almendra, semilla de girasol, ajonjolí, semilla de calabaza, entre otros y puede variar para los cereales como avena, quinoa, amaranto y leguminosas como la soya. En esta ocasión les quiero compartir las de sésamo y girasol porque considero que poseen un valor nutritivo muy importante, si deseas hacer de almendra, el procedimiento es exactamente igual.


Material:


  • 1 taza de cada una de las semillas si es que decides hacer varias lechadas, si no, elige 1 taza de la semilla que hayas elegido.

  • Bolsa especial para colar lechadas, manta de cielo o tela muy fina. (Yo mandé a hacer mis propias bolsitas con 1 ½ metro de manta de cielo, me salieron 4 bolsitas).

  • Recipientes para poder remojar las semillas.

  • Recipientes preferentemente de vidrio y con tapa para poder guardar las lechadas en el refrigerador.

  • Agua


Procedimiento para obtener aproximadamente 1 litro de lechada.


  1. Dejar remojar las semillas con agua durante 8 horas o antes de ir dormir, tapa el recipiente para evitar que se contamine con el medio.

  2. A la mañana siguiente vamos a tirar el agua de remojo y vamos a enjuagar muy bien las semillas con agua limpia.

  3. Vamos a colocar las semillitas bien escurridas en la licuadora y vamos a colocar agua nueva (si haces lechada de semilla de girasol coloca 4 tazas, si haces lechada de ajonjolí coloca 3 tazas). Al licuar puedes ir revisando la consistencia de las lechadas e ir colocando poco a poco el agua por si colocaste más o menos semillas.

  4. Vas a colar muy bien lo que obtuviste con la bolsa o la tela fina que hayas utilizado, con tus manos bien limpias, vas a exprimir con fuerza para obtener el mayor rendimiento posible, en la tela va a quedar la pulpa, esa pulpa se puede utilizar para hacer algún queso, puedes buscar la preparación, hay muchas recetas.

  5. El líquido que hayas obtenido es la lechada, disfrútala. Guárdala en el recipiente de vidrio con tapa en el refrigerador, puede durar de 2 a 3 días, probablemente las fases se separen, es normal, sólo agítala muy bien antes de usarla.


Si tienes más dudas del procedimiento, mira éste video: https://youtu.be/aFtXcZm1smA


Con amor, Pahola Oloarte

Licenciada en Nutrición

YouTube: Una mamá nutrióloga

https://www.youtube.com/c/UnaMam%C3%A1Nutri%C3%B3loga

Instagram: @paholoarte


#Recetas #RecetasCencalli #CencalliMagazine #RevistaCencalli #LechadasVegetales #Recetasveganas #RecetadeLechada #BebidadVeganas #RecetasdeBebidas

231 vistas

Si quieres 

anunciar tu

marca 

© 2018 by MM&E Group/ Cencalli Magazine