Artículos Anteriores

Si quieres 

anunciar tu

marca 

NECESIDADES DE DESARROLLO EN LA INFANCIA MEDIA (2 A 6 AÑOS)

Conforme un niño se va desarrollando va requiriendo diferentes necesidades según la etapa que va experimentando; como padres de familia es importante conocerlas para estar preparados ante los diferentes escenarios que se nos puedan presentar.


De los 2 a los 6 años se le conoce como la infancia media, una etapa en la que si bien papá y mamá siguen siendo protagonistas del desarrollo del infante, también es un momento de descubrimiento individual al verse involucrados con más personas en la sociedad.



En el artículo de revista “Procesos y necesidades de desarrollo en la infancia” los autores relatan una serie de necesidades en estas etapas tan importantes en la vida de todo individuo, las cuales resumimos a continuación:


NECESIDADES FÍSICAS Y BIOLÓGICAS.


Desde el nacimiento, los seres humanos requerimos de una seguridad y protección por parte de una persona adulta; necesidades como la alimentación, higiene, descanso, prevención y tratamiento de enfermedades en la segunda infancia siguen siendo responsabilidad de los padres de familia, añadiendo la necesidad de una actividad física que les ayude a lograr una madurez psicomotora, así como una estimulación cognitivo-lingúística de acuerdo a las características del propio niño, como el inicio de la escolarización, que le permita establecer relaciones entre sus acciones y el entorno que les rodea además de su familia.


NECESIDADES EMOCIONALES.


Durante toda la infancia la necesidad emocional principal es crear un apego seguro hacia los padres y cuidadores; en la segunda infancia esta necesidad debe fortalecerse para seguir edificando un autoconcepto y autoestima positivos en los niños. De igual manera, en esta etapa, surge la necesidad de manejar las emociones, aprendiendo a comunicarlas,

comprenderlas y controlarlas adecuadamente.


NECESIDADES SOCIALES.


Al momento de iniciar la etapa escolar los niños se relacionan con sus iguales dejando a un lado la figura adulta de los padres de familia, favoreciendo así la autonomía e independencia, la interiorización de reglas y normas y la construcción de la personalidad, entre otras. Esta necesidad es todavía más importante en hijos únicos, ya que no cuentan con otra manera de relacionarse con sus iguales.


Una vez identificadas cuales son las necesidades que requieren nuestros hijos en esta etapa, es importante trabajar en ellas y también identificar cuáles son las debilidades que como padres de familia también podemos tener y así evitar un rezago en el sano desarrollo de nuestros pequeños.



Link de enlace de fuente:

http://rabida.uhu.es/bitstream/handle/10272/2150/b1548001x.pdf?sequence=1

253 vistas

Si quieres 

anunciar tu

marca 

© 2018 by MM&E Group/ Cencalli Magazine